El anime de Drifting Dragons, ya en Netflix

Desde hoy, la adaptación animada del manga Drifting Dragons está disponible en la popular plataforma de streaming. Una magnífica oportunidad de revivir las primeras aventuras de Mika, Takita, Giro, Varni y el resto de la tripulación del barco dragonero Quin Zaza a todo color y en movimiento.

Apenas un mes después de su finalización en Japón, Netflix ha incluido hoy mismo en su catálogo Drifting Dragons, la adaptación animada del manga de Taku Kuwabara del que Milky Way Ediciones ha publicado ya los primeros 6 tomos. Desde mediados de 2016, Drifting Dragons se serializa en la revista mensual good! Afternoon de Kodansha, y hasta la fecha se han recopilado 8 volúmenes. Esta historia de aventuras en un mundo de ambientación medieval con toques fantásticos ha pasado por los estudios de Polygon Pictures, especialistas en animación 3DCG (Ajin -Semihumano-, Knights of Sidonia, la reciente trilogía animada Godzilla), quienes se han encargado de dotar a la obra de color y movimiento para deleite de sus fans. La serie se emitió en esta última temporada de invierno de la televisión japonesa a través de Fuji TV y sus habituales cadenas asociadas. Dirigida por Tadahiro Yoshihira, con diseños de personajes de Kyôko Kotani y música de Masaru Yokoyama, consta de 12 episodios, que adaptan los tres primeros volúmenes de un manga que destaca por sus escenas de acción, un estupendo elenco de personajes, su tono bien equilibrado entre comedia, drama y sentimentalismo, y el curioso elemento gastronómico a base de dragón que presenta. ¡Habrá que comprobar si la versión animada hace honor al original!

Drifting Dragons narra el día a día del Quin Zaza, uno de los últimos barcos dragoneros que surcan los cielos cazando dragones. Estas criaturas voladoras, de las que hay todo tipo en cuanto a tamaño y forma, son el sustento principal de la población, ya que de ellos se aprovecha todo: cazar un dragón significa obtener provisiones, valioso aceite y, por supuesto, el dinero que se saca al vender sus distintas partes en el pueblo más cercano. Entre la tripulación del Quin Zaza encontramos al intrépido Mika, obsesionado con degustar la carne de todas las razas de dragones del mundo; la novata Takita, tan atolondrada como osada; el bonachón comandante Gibbs, que bastante tiene con gobernar la nave; la misteriosa Varni, hermosa y distante; el joven e irritable Giro; el sufrido Yoshi, encargado de la cocina... En este nutrido y variado grupo, cada uno tiene sus circunstancias y sus sueños, pero a la hora de cazar trabajan todos al unísono para lograr una captura que les permita seguir adelante un tiempo más.

No es Drifting Dragons la única oferta basada en mangas publicados por Milky Way que ofrece la plataforma. Cabe recordar que en marzo entró en el catálogo de Netflix el anime de Beastars, además con bastante éxito. También están disponibles en estos momentos las series animadas de Gangsta., Your Lie in April y Children of the Whales (bajo el título Hijos de las ballenas), así como la película A Silent Voice. Todas ellas son opciones más que interesantes para entretenerse mientras llega el esperado desconfinamiento por fases, ¿verdad?