“El sueño del cuco”, las trampas del amor

Con la publicación del segundo tomo, concluye este BL en el que Tamekou da una vuelta de tuerca a un recurso habitual de la comedia de enredo (el intercambio de cuerpos) para hacer que un romance imposible... ¿tenga final feliz?

Serializada en la revista On Blue de la editorial Shodensha en 2016, El sueño del cuco es una de las más interesantes historias realizadas por Tamekou, mangaka que firma con este seudónimo sus obras BL, mientras que lo hace como Kôjirô Narihira cuando se trata de otro tipo de relatos.

Su característico dibujo, que nos deja no solo unos diseños de personajes atractivos, sino también unas portadas a color francamente bonitas, es un plus a la hora de seguir la inesperada situación que viven los tres personajes principales de este drama romántico. Un intrincado caso en el que también tiene mucho que decir el sexo.

El protagonista, Natsuka, se pasó casi todo el instituto enamorado de Hakushima, pero nunca se atrevió a confesarle sus sentimientos por temor a perderle, dando por hecho el rechazo. Ya en la universidad, suele acostarse con Seno, pese a que no siente nada por él porque sigue colgado de su mejor amigo. Una noche, Seno atropella con su moto a Hakushima accidentalmente y, debido al choque, ambos quedan inconscientes. Para sorpresa de Natsuka, cuando Seno recupera la consciencia en el hospital... ¡asegura ser Hakushima! Según pasan los días, con el cuerpo de Hakushima todavía en coma, Natsuka empieza a creer que realmente su alma se ha trasladado al cuerpo de Seno. Así pues, de repente ante él se abre un panorama en el que tanto puede conquistar al fin a Hakushima... como perderlo para siempre.

A partir de este intercambio de cuerpos, Tamekou juega con los roles entre el amor platónico y el amante del protagonista, y también con la relación entre este y aquellos: Natsuka ya no puede tratar a Seno como lo hacía, con tanta frialdad, porque en su interior está Hakushima, y por eso mismo no se comporta igual con Hakushima, con tanto cariño, porque el aspecto que ve es el de Seno. Debe adecuarse a tan extraña realidad y decidir si ha llegado el momento de dar un paso adelante y confesarle a Hakushima de una vez por todas sus sentimientos. Claro que eso, por fuerza, tendrá efectos imprevisibles para las tres partes, sobre todo si el cuerpo de Hakushima despierta...

Podría considerarse que estamos ante una especie de travesura de Tamekou, en la que se vale incluso de alguna trampa para desarrollar un romance que parecía condenado a no llegar a ningún lado y darle un curioso desenlace. Este laberinto emocional tiene, además, un fuerte componente sexual en sus dos tomos, lo que convierte El sueño del cuco en el BL más explícito de nuestro catálogo (con permiso de Asumiko Nakamura). ¿Te animas a conocer cuál es la decisión de Natsuka?