Se acerca la revolución carmesí de "Innocent Rouge"

La unión hace la fuerza, y nunca mejor dicho que en este caso: el apoyo incondicional del público hacia Innocent ha conseguido que finalmente se publique su continuación directa, Innocent Rouge. La historia de los verdugos Sanson en la intrincada Francia del último tercio del siglo XVIII poco a poco se encamina hacia el estallido de la Revolución Francesa.

En otoño de 2016 comenzamos la publicación de Innocent, una obra inusual en nuestro mercado, poco dado a los mangas realistas de corte histórico. A partir del libro Shikei shikkônin Sanson (El verdugo Sanson) de Masakatsu Adachi, el dibujante Shin’ichi Sakamoto narraba en viñetas la historia de la familia Sanson, los verdugos oficiales de Francia, centrándose en la figura de Charles-Henri, cuarto “Monsieur de Paris” (verdugo oficial de la ciudad), cuyo papel fue crucial durante la Revolución Francesa (1789-1799) por la cantidad de célebres políticos, nobles y miembros de la realeza a los que guillotinó. Así, asistimos al desarrollo de este personaje desde la infancia hasta la adultez, conociendo las relaciones personales que le marcarán y viendo cómo varían sus ideales acerca de la igualdad y la justicia en un mundo donde las clases altas hacen cuanto quieren y despilfarran sin límite, mientras el empobrecido pueblo a duras penas puede subsistir y, en caso de delinquir, suele verse abocado a una condena a muerte. Con el paso de los tomos, no obstante, va tomando cada vez mayor relevancia su hermana rebelde, Marie-Josèphe. Esta acabará convirtiéndose en “Prévôte de l’Hôtel” (verdugo oficial de la Corte de Versalles), y, guiada por sus ansias de acabar con la injusticia y los privilegios de la nobleza, mantendrá una intensa pugna con su hermano en las sombras de una Francia al borde del colapso económico y social pese a la alianza que supone el matrimonio concertado entre el delfín francés Luis XVI y la princesa austríaca María Antonieta...

Innocent Rouge sigue actualmente en publicación en Japón y suma ya 10 volúmenes, superando la primera parte de la historia, que concluyó con 9. Nominado a los más prestigiosos premios manga de su país de origen, la calidad de Innocent es incontestable, tanto por su espectacular apartado gráfico como por la manera de narrar en toda su crudeza los excesos de la época, y también por suponer un estupendo repaso de los hechos y personajes históricos clave antes y durante de la Revolución Francesa, un hito que cambió Europa y el mundo para siempre. La historia continúa desde el mismo punto en el que termina Innocent; el cambio de nombre se debe, básicamente, al cambio de cabecera en el que se publicaba el manga, pues pasó de la revista semanal Young Jump a la quincenal Grand Jump, ambas de Shûeisha. De modo que todos los que os quedasteis mordiéndoos las uñas tras los hechos de la Escuela Liberté Alain en breve podréis conocer la reacción de Marie-Josèphe y cuál es el siguiente paso en la revolución inocente de una mujer que hace posible... lo imposible.